Identidad corporativa, aciertos y errores (épicos)
2505
post-template-default,single,single-post,postid-2505,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,elementor-default

Identidad corporativa, aciertos y errores (épicos)

La identidad corporativa es aquello que representa, a través del grafismo o concepto visual a una empresa u organización.  Esta identidad nos muestra, no solo la parte más tangible de la misma, sino su historia, trayectoria y valores.

La imagen corporativa es, sin embargo, aquello que percibimos como consumidor@s o usuari@s, la imagen que tenemos cada uno y una de nosotras del negocio, producto, organización, etc. Esta imagen, dicho sea de paso, no siempre tiene que coincidir con lo que la empresa quiere mostrar y, ahí es, donde la identidad, el branding, rebranding y la comunicación juegan un papel muy importante.

La identidad corporativa de una empresa u organización va más allá de lo que, comúnmente se conoce (erróneamente) como logotipo. Decimos erróneamente porque la identidad de una empresa puede estar compuesta por un logotipo, imagotipo, isotipo o isologo.

A continuación haremos un breve resumen para mostrar las diferencias entre unos y otros.

  • Logotipo

Es la representación verbal a través de la tipografía. No hay iconos ni símbolos. A tod@s nos vienen a la cabeza marcas como Google, Samsung o Kodak.

  • Isotipo

Un isotipo es la representación de una marca a través de un icono o símbolo, ¿Qué nos decís de Apple, Nike o algo más castizo como el Toro de Osborne? No necesitan palabras que nos recuerden el nombre de la marca, el isotipo no se lee.

  • Imagotipo

Por imagotipo entendemos la combinación, que no obligación de ir siempre juntos, de símbolo y texto. Adidas o Audi son dos buenos ejemplos de ello.

  • Isotipo

Son aquellas representaciones que, como el imagotipo, tiene imagen y tipografía pero en este caso son indivisibles. Un ejemplo muy claro de esto es la famosa identidad visual de Starbucks.

Todos los ejemplos dados hasta ahora, para ilustrar los diferentes tipos de identidades corporativas que estamos acostumbrad@s a ver, son fácilmente identificables por tod@s, cumplen sus objetivos de representación de la marca y recuerdo en el consumidor.

Ahora vamos a ver algunos ejemplos por los cuáles, siempre, es necesario ponerse en las manos de profesionales para la identidad y comunicación de tu empresa. Si no, puedes acabar con algo así en tus tarjetas de visita 🙂

No ponemos en duda que sean doctores, lo que no nos queda muy claro es qué es lo que van a hacer funcionar.

 

 

 

 

 

 

¿De verdad nadie, NADIE, se ha dado cuenta de esto?

¿Recuerdas esas imágenes de “lo primero que veas te define”? Una pista… no hemos visto bailarines.

 

 

 

 

No sabemos si la señal de la televisión será mejor, lo que está claro es que la antena se alegra de verte.

¿Quieres saber más sobre identidades corporativas, que tod@s conocemos, desde un punto de vista tanto personal como analítico de la mano de profesionales de sectores como el diseño y la comunicación? Te invitamos a visitar la web de Brandemia  y navegar por sus artículos sobre branding e identidad, aseguramos que no será la última vez que la visites. 🙂

*Fuente de las imágenes Bored Panda 

**Más ejemplos de identidades que dan lugar a confusión y/o mal interpretación en Digital Synopsis