El color en el diseño gráfico 1/2 - Co Studio -
2542
post-template-default,single,single-post,postid-2542,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,elementor-default

El color en el diseño gráfico 1/2

El uso del color es fundamental en el diseño gráfico y, qué decir, en el branding. Los colores producen emociones. Partiendo de esta premisa, podemos afirmar que la utilización de los diferentes colores va a producir unas sensaciones distintas en nuestro interlocutor, en este caso, en el público al que nos dirigimos. Por lo que debemos prestar especial atención a su elección que, en ningún caso es fruto del azar. Todos los colores tienen su significado, no obstante, la percepción de los mimos se ve alterada dependiendo de las combinaciones que hagamos entre ellos.

Si hablamos de color y de diseño no podemos evitar hablar del libro Psicología del color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón, de Eva Heller. En él, Eva Heller, nos desgrana, a lo largo de 13 capítulos, los significados, las vinculaciones emocionales y el uso de los mismos.

Empezamos con cuatro de los colores más utilizados en el diseño de logotipos y uno difícil

Azul

No es casualidad que muchas de las grandes empresas se decanten por este color para su identidad corporativa, ya que es el preferido por la mayoría de la población. Es el color de la confianza, de la razón y la fidelidad. Nos transmite lejanía y frío pero también profundidad y concentración. ¿Te has fijado que muchos de los logotipos que vemos vinculados a la comunicación digital son azules? Facebook, Twitter, Internet Explorer, Linkedin o WordPress.

Rojo

Es el color de las pasiones, de la fuerza y la actividad. Se ha explotado su utilización en la publicidad tradicional, es difícil no pensar en diseño y rojo y acabar visualizando la imagen de Coca Cola. Es el color de la energía, de la fuerza y la intensidad. Entretenimiento, comida rápida y coches copan el universo del rojo en los logotipos: Toyota, KFC, Nintendo, Lays, Lego o Netflix son algunos ejemplos de marcas consolidadas que apostaron por la vitalidad del rojo.

Verde

Es el color del medio ambiente por excelencia: de lo vegetal, de la vida natural, de lo ecológico y orgánico, de la tranquilidad. Es el color escogido por numerosas ONG’s como Intermón Oxfam, WWF o Greenpeace. No es de extrañar que muchas marcas lo utilicen en sus rebranding para como un elemento más de greenwashing, como fue el caso de McDonlads, que eliminó el rojo (vinculado a la comida rápida, como comentábamos antes) para introducir el verde.

Naranja

Otro color cálido, siempre por detrás del rojo en el imaginario colectivo pero, eficaz en la llamada a la atención y la acción. Es el color de lo alegre y divertido, de lo original. Un color amigable y lleno de vitalidad. Tradicionalmente no ha gozado con muchos adeptos, sin embargo en la actualidad, goza de muy buena salud y para muestra un botón: Fanta, EasyJet, Orange o Antena 3 cuentan entre las filas de los naranjas, y no, no nos referimos a Ciudadanos, pero también se aplican estos significados a las identidades de los partidos políticos ¿estás ya estableciendo relaciones? 😉

Amarillo

El amarillo es el color del sol, de la vitalidad, del optimismo, la diversión y la frescura, pero también lo es de la precaución y la advertencia (nos vienen a la mente las señales de “suelo mojado” “producto tóxico” o incluso “peligro de muerte”). Suele utilizarse para llamar la atención. Algunas de las empresas, más conocidas, que han apostado por el amarillo son Nikon, DHL (es curioso que utilice el rojo y el amarillo, igual que hacía McDonalds, para transmitirnos algo completamente distinto ¿o no?), Ikea o Schweppes

La semana que viene nos adentraremos en el apasionante mundo del blanco y el negro, pero no podemos terminar esta entrada sin recomendarte la lectura de la biblia del color: Psicología del color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón, de Eva Heller