El color en el diseño gráfico 2/2 -No todo es blanco ni negro-
2547
post-template-default,single,single-post,postid-2547,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive,elementor-default

El color en el diseño gráfico 2/2

Hace unos días hablábamos de la psicología del color y su uso en el diseño de logotipos, puedes ver el post sobre ello aquí.  Los colores nos provocan emociones, actúan sobre nuestra razón y percepción y es por ello que, no sólo son objeto de estudio, si no que son indispensables en disciplinas como el diseño gráfico, la señalética, la arquitectura, el arte o la publicidad, están muy presentes, siempre de manera consciente, nunca azarosa.

Donde hay color hay ausencia del mismo, negativos, sombras, vacíos… Y es por ello que dedicamos este post a tres colores fundamentales para cualquier diseñador/a: el negro, el blanco y el gris.

Negro

El negro es el color de la elegancia y la distinción por excelencia. Ya lo dejó bien claro la diseñadora Coco Channel: El negro lo tiene todo. Y también el blanco. Su belleza es absoluta. Representan la perfecta armonía”. ¿Sabes de qué color es la identidad corporativa de la marca, ¿no? No obstante, el negro también es el color del luto en occidente. Es el color del misterio y la magia. El negro es, en sí mismo, la ausencia del color por lo que representa el vacío. Es un color que representa la nobleza, la solemnidad y la sofisticación. Puede resultar serio y conservador. Marcas con una trayectoria notable como Channel, Dior o The New York Times “visten” de negro, pero también lo hacen Zara y Mango que, a pesar de jugar en diferentes ligas está claro a quién o quiénes pretenden emular, jugando con su imagen de “elegancia al alcance de tod@s”. ¿Te viene a la cabeza algún otro logotipo que haga este doble juego? Nosotras diremos… Conejito de Playboy 🙂

Blanco

El blanco es luz. Está en las antípodas del negro, pues este es la suma de todos los colores. Representa la unidad, la pureza y limpieza. Es el color del infinito, de la paz y la calma. Se caracteriza por su simplicidad y limpieza. Como el negro, combina con el resto de colores, aportándoles, a su vez, mayor luminosidad. El blanco es el color del bien (pero en países algunos orientales es el color del luto). Es muy utilizado en los diseños de logos minimalistas y popular entre los sectores médicos, textiles y tecnológicos.

Las marcas deportivas como Nike, Adidas o Converse han hecho famosos sus logotipos tanto en positivo como en negativo. Apple, después de pasar por varios cambios, parece que ha encontrado su verdadero yo a través del minimalismo del blanco que se ha convertido en su color corporativo.

Gris -Plata

El gris es el color de la neutralidad. Hay multitud de tonalidades que podemos encontrar en el espectro que va desde el blanco hasta el negro, por que cada uno de ellos tendrá una connotación diferente. El gris es el color de la tristeza, “un día gris”, pero también de la calma y la imparcialidad. Puede denotar conservadurismo y representa, en cierto modo la autoridad y la mentalidad corporativa por ese matiz neutro que comentábamos. El gris nos sugiere estabilidad, no nos imaginamos grandes cambios (ni fiestas) en una empresa cuyo color corporativo sea el gris. Un ejemplo, muy conocido por todos, es el logotipo de Wikipedia.

El plata (un gris luminoso, metalizado), sin embargo, nos transmite distinción. ¿Podrías decir que la plata transmite velocidad o es que las siguientes marcas de coches han elegido este color para representar la distinción que supone pisar el acelerador en un Audi, Mini Cooper, Jaguar o Mercedes? Marcas más modestas como Nissan, Renault, Toyota, Suzuki, Honda o Citroën también se suman a la fila del plata… ¿casualidad? 😉

Sea como fuere, y del color que mejor te represente, todo buen logotipo ha de ser:

  • Simple.
  • Memorable
  • Atemporal