aretha franklin

Aretha Franklin, mucho más que la reina del Soul

Aretha Franklin (1942-2018) fue, es y será la indiscutible reina del soul. Fue la primera mujer en formar parte del Salón de la Fama del Rock & Roll, fue la primera seleccionada en la lista que hizo la revista Rolling Stone con los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos y se consolidó como LA artista femenina del soul en el EEUU de los 60, posición que aprovechó para luchar en favor de los derechos raciales y la igualdad.

«Todos requerimos y queremos respeto, hombre o mujer, negro o blanco. Es nuestro derecho humano básico». Aretha Franklin

Respect, un temazo convertido en himno feminista

El R E S P E C T que todas conocemos, y se convirtió en himno feminista de varias generaciones, es una adaptación / reconversión de un tema de Otis Redding que hablaba de un hombre que «exigía» el respeto de su mujer por ser él quien llevaba el dinero a casa, esta historia nos suena, ¿verdad? Recordemos los anuncios que poblaban las televisiones españolas hace no tanto tiempo:

 

Aretha Franklin utilizó esta canción para lanzar un mensaje de RESPETO en mayúsculas, una declaración de intenciones, un mensaje feminista con la garra, la fuerza y el ritmo que solo la reina del soul podía darle.

 

Fue esta canción la que le convirtió en icono de la lucha social en los 70 y le dio el altavoz para denunciar las injusticias.

Aretha Franklin fue una madre soltera adolescente. Se divorció de su primer marido por violencia de género. Era una mujer afroamericana en un país abiertamente racista y machista y ella, con su voz, se convirtió en abanderada de los derechos civiles. Muchas personas se sintieron identificadas con sus letras, con su ideología: «Era la necesidad de la nación, la necesidad del hombre y la mujer promedio en la calle, el hombre de negocios, la madre, el bombero, el maestro; todos querían respeto», escribió en su autobiografía Aretha: From These Roots.

Aretha Franklin fue una mujer poderosa encima y debajo de los escenarios. Una mujer con carácter que no se dejo mermar por nada ni nadie y consiguió el respeto, el cariño y la admiración del pueblo siendo ella misma y luchando por sus ideales.

“Ser la Reina no se trata solo de cantar, y ser un diva no se trata solo de cantar. Tiene mucho que ver con tu servicio hacia la gente y contribución social hacia tu comunidad, así como tu contribución cívica”. Aretha Franklin

Aretha Franklin nos gusta, nos inspira y, además, nos hace mover el culo.